Con la tecnología de Blogger.
.

¿Por qué un nuevo blog?

Teniendo en cuenta que abrí "Fábulas de Liliput" a finales de julio del año pasado, ¿qué necesidad hay de crear un nuevo blog?

Bueno, partamos de que "Fábulas de Liliput" surgió con la intención de ser una plataforma donde publicar mis intentonas en el mundo de la ficción mínima (género literario que, todo hay que decirlo, acababa de descubrir y me había dejado con los ojos redondos y brillantes cual personaje de anime enamorado).

No, esto no es a lo que me refería, pero me han parecido tan monísimos que no he podido evitar la tentación de ponerlo. Por cierto, creo que son los chibis de los protas de "Zettai Kareshi", de Yuu Watase.


Prosigo. En múltiples ocasiones, he estado tentada a abrir algún post allí donde comentar la lectura en que estaba enfrascada, algún dato sobre "Camino blanco de amapolas rojas", o, en fin, temas más personales. Pero desde el primer momento tuve claro que quería que "Fábulas de Liliput" fuera un sitio exclusivamente dedicado a la publicación de mis escritos, sin más. Me parece bonito que las personas puedan llegar allí y leer algo mío, sin tener la menor idea de quién soy, qué opino, qué libros leo...

Sin embargo, un gran amigo mío me decía el otro día que a la gente le suele gustar contextualizar sus lecturas, saber a quién leen. "Pero yo sólo quiero escribir", le lloriqueaba yo escondida en un rincón... Aunque, finalmente, aquí estoy, haciéndole caso y abriendo un rinconcito personal para mis desvaríos, un blog que no trata de ser independiente del anterior, sino una sección más.

Por otro lado, me apetece muchísimo reseñar mis lecturas. Siempre me gusta comentar lo que leo y creo que éste es un buen medio. Desde luego, las reseñas no serán ni profesionales ni tan exhaustivas como en los blogs especializados que pululan por internet, van a ser muuuuy personales. Y no tengo otra pretensión.

Conociéndome, es más que probable que la vida activa de este blog no supere los seis meses, pero siempre me quedará aquello de "fue bonito mientras duró"...

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Seguir por correo

Curioseantes